Archivo Diario: 5 Mayo, 2017

Imagen

¿Cuál es el monto que debe alcanzar la cooperativa no agropecuaria como reserva para pérdidas y/o contingencias?

Las cooperativas no agropecuarias (CnoA) queda obligadas a constituir y mantener una reserva para perdidas y contingencias, la que estará conformada como mínimo con el dos por ciento (2%) y hasta el diez por ciento (10%) de los gastos totales anuales de la cooperativa lo que estará en dependencia de las características de cada una de ellas y en especial, del ciclo de rotación de los recursos materiales y financieros que se utilicen en su funcionamiento.

Las reservas para pérdidas y contingencias, hasta los límites antes señalados, se nutren anualmente con el diez por ciento (10%) de las utilidades reales obtenidas, al cierre de cada ejercicio económico.

Cuando al cierre de cada ejercicio económico, las cooperativas no agropecuarias (CnoA), comprueban que los recursos acumulados en dicha reserva superan los límites aprobados, proceden a disminuir esta reserva en la magnitud del exceso y consideran la disminución como ingreso del periodo fiscal en cuestión.

Las cooperativas no agropecuarias (CnoA), utilizan los recursos acumulados en la reserva para pérdidas y contingencias, para resarcir las pérdidas que se originan en sus resultados económicos – financieros al cierre de cada ejercicio económico.

En caso de disolverse y liquidarse la cooperativas no agropecuarias (CnoA), la reserva para pérdidas y contingencias constituidas, después de deducir el pago del correspondiente Impuesto sobre utilidades y cumplida cualquier otra obligación legalmente contraída, serán distribuidas entre los socios.

Estas reservas para pérdidas y contingencias puede variar de un año para otro, porque el mismo está en dependencia al nivel de gastos en que incurra la cooperativa, por tanto este puede incrementarse o disminuirse, en la misma proporción en que se comporten los gastos.