Merchandising para PyMEs

Consejos para realizar Merchandising para PyMEs

Para elaborar un Plan de Negocios para PYMES

Básicamente, ¿cómo funciona?
El merchandising es la técnica de vender sin palabras, es decir, solamente a través de la comunicación visual y de acciones específicas, todas en el territorio de su local. Para que estas fuerzas operen, debe producirse el encuentro del cliente con el producto y, cuando esto ocurra, el producto debe “hablar” con el cliente a través de la marca, logotipo, o packaging, colores, slogan. ¿Parece difícil? No lo es. Vamos a entrar en las acciones y usted podrá realizar.

Acciones para hacer Merchandising

a. La exhibición de productos
Los productos se disponen en familias, secciones, de manera que respondan a los postulados de la clasificación por usos. El cliente debe encontrarse cara-a-cara con el producto, sin obstáculos visuales. Y cada producto debe estar cerca de “sus parientes” ya que de familia se trata. Porque la mente percibe el todo en forma de categorías organizadas, es un mecanismo de percepción. Donde existe el caos, la acción perceptiva actúa para “ordenar”.

b. Zonas calientes y zonas frías 
En todo local comercial, por más que uno cuide del recorrido, existen zonas de acceso más difícil. Estas son las zonas frías. Reservamos esas zonas para los productos de compra obligada. Por ejemplo: galletas de gluten. La situación inversa es la zona caliente, que es donde el cliente va, sea por disposición del recorrido, sea para pagar en la caja.

c. Displays y exhibidores 
Permiten, por un lado, exhibir los productos de una marca y aportan fortaleza de concepto. Pueden ser considerados como vendedores silenciosos. Determinadas empresas proveedoras ofrecen muebles, utensilios, heladeras y similares.

d. Canastos y carritos
Si tratamos de impulsar la venta, el cliente no puede circular y quedar limitado por lo que puede albergar en sus manos. La existencia de canastos forma parte de la comodidad, es un servicio al cliente. Estamos frente a un instinto primitivo y que está grabado en la memoria genética: algo ancestral que fue la economía de recolección. Por supuesto que si usted es dueño de una dietética, puede tener canastos artesanales, de mimbre, por ejemplo. Si tiene un bazar, puede tener otro tipo de canastos y en caso de una ferretería, puede tener atractivas cajas de herramientas. Los utensilios deben formar un conjunto armónico y reforzar el concepto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.